martes, 3 de mayo de 2011

PERSONALIDAD DEL MES



Homero Nicolás Manzione Prestera letrista, autor de tangos y milongas, político, guionista y director de cine, nace en Añatuya( provincia Santiago del Estero), el 1 de noviembre de 1907.Es el sexto hijo de los ocho que tuviera el matrimonio de Luis Manzione, (porteño hijo de italianos) y Ángela Prestera entrerriana de Concepción del Uruguay.

Vivió en su Añatuya natal hasta los 9 años momento en que se trasladan a Buenos Aires con su madre y sus hermanos, mientras que su padre un modesto hacendado queda en su pago trabajando su pequeño sembrado de algodón y maíz.

Inicia sus estudios primarios en una escuela de la calle Humberto Iº, los continua como pupilo en el Colegio Abraham Luppi, donde cursa los primeros años del secundario para finalizarlos en el Nacional Mariano Moreno.

En Buenos Aires traba amistad con su vecino Cátulo Castillo, Homero vivía por entonces en Garay 3251 y Cátulo en Loria 1449. Bajo la influencia de este amigo y especialmente de su padre Don José González Castillo se dedica a la literatura.

En el año 1922, siendo un adolescente, escribe una de sus primeras obras, que se conserva y que la grabó en 1926 Ignacio Corsini “¿Por qué no me besas?”, este mismo año 1926, el 6 de noviembre se estrena “Viejo ciego” con música de Sebastián Piana y Cátulo Castillo y letra de Homero en el teatro Nuevo en la obra “Patadas y serenatas en el barrio de las latas” el intérprete fue Roberto Fugazot.

A los 17 años abre un ateneo de la Unión Cívica Radical. A los 19 ingresa a la Facultad de Derecho.

Se desempeña como profesor de Castellano e Historia en los colegios Mariano Moreno y Domingo F. Sarmiento hasta 1930 en que lo dejan cesante por su militancia política. Afiliado a la U.C.R., activista de la Reforma Universitaria, el gobierno de facto de Uriburu lo expulsa de las cátedras, de la facultad y permanece 2 meses encarcelado.

Opta entonces por dedicarse a formar una compañía de danzas con la recorre el interior del país, Chile y Perú.

Junto a Sebastián Piana revalorizan la milonga prueba de ello son sus obras Milonga del 900, Milonga sentimental, Milonga triste, etc.

El 31 de diciembre de 1931 se casa con su novia de Añatuya, Casilda Iñiguez. El 6 de marzo de 1933 nace su hijo Acho.

En 1934 comienza a utilizar el seudónimo Homero Manzi. Ese mismo año funda la revista “Micrófono”, dirige la revista Radiolandia hasta 1938.

Escribe para los diarios “El Sol” y “Crítica”.

El 29 de junio de 1935 queda conformada FORJA (Federación de Orientación Radical de la Joven Argentina) lo acompañan Raúl Scalabrini Ortiz, Arturo Jauretche, Luis Dellepiane, Gabriel Del Mazo entre otros.

Participa de la fundación de SADAIC (Sociedad Argentina de Autores y Compositores) en 1936 integrando diversas comisiones y en 1948 es elegido Presidente y reelegido en 1950. Debe renunciar por problemas de salud, continua la presidencia su amigo Cátulo Castillo.

Compuso música para películas: Tango (1933), Las de Barranco (1938), El hombre que nació dos veces (1938), La canción que tu cantabas (1939), Fortín Alto (1941)

Como libretista y argumentista figura en 20 producciones cinematográficas.

En 1942 junto a Francisco Petrone, Ángel Magaña, Enrique Muiño, Sebastián Chiola , Lucas Demare y el productor García Smith fundan A.A.A. ( Artistas Argentinos Asociados), este año se filma “La guerra gaucha” basada en la obra de Leopoldo Lugones con guión de Ulyses Petit de Murat y Homero Manzi.

Dirigió junto a Ralph Pappier “Pobre mi madre querida “ en 1948 y “El último payador” en 1950.

Escribió los guiones de “El viejo Hucha”, “El camino de las llamas”, ”Su mejor alumno”, “Pampa bárbara”, ”Todo un hombre”, “Escuela de campeones”, “Donde mueren las palabras”, y otros títulos de éxito.

Como corolario vamos a copiar las palabras con que termina su recuerdo a Homero nuestro querido Horacio Di Giuseppe utilizando los títulos de algunas de sus obras

Homero aquí lo recordamos en su barrio “Sur”, ese “Barrio de tango” al que le cantó “Betinoti”, cuando “Eufemio Pizarro” desde “El pescante” creaba su fama de guapo y compadre por las “Esquinas porteñas” del Boedo del principio. El que lo vio crecer acunado en la pureza de un “Romance de barrio”, al son de “El último organito “.El que cantó su “Milonga del 900”, cuando todo era “De barro” y que fue “Milonga Sentimental” y “Milonga triste” de la mano de Sebastián Piana, su hermano de vida junto a Cátulo Castillo. Aquel Catulín que eternizó al “Viejo ciego” en un “Torrente” de compases únicos que lo parieron tango eterno. El que lo vio irse y volver, siempre volver, desde Pompeya tarareando “Mano blanca”, “Negra María”, “Ninguna”, con el recuerdo de “Malena” y su voz de sombra, que le llegara al corazón para nacer poema y música en el teclado de Lucio Demare, al calor del fueye de Pichuco al que sentía tan cerca suyo para batirle “¡Che bandoneón!”. Ese que se quedó sin letra cuando se fue el 3 de mayo de 1951 y el Gordo bueno con cara de pibe, desde su infinita soledad de tango, le creó su “Responso” profundo y dolorido, para que Buenos Aires y el mundo perpetúen en sus notas excelsas la magia incomparable del querido Barbeta y su pluma elegida.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada