miércoles, 30 de noviembre de 2011

PERSONALIDAD DEL MES


Lorenzo Stanchina nació el 21 de enero de 1900, siendo el cuarto hijo de una familia trabajadora. Su padre era fotógrafo, José Stanchina, su madre Matilde Lenti Bianchi.

Dueño de una personalidad acorde a la época, era un hombre tímido, callado, al que las vecinas chismosas del barrio llamaban el “Profesor”.

Parte de su obra transcurre en un ambiente cercano a su casa de Villa Devoto, entre casas bajas y modestas. Como suele decir un buceador de la historia de nuestro barrio Don Carlos Kapusta “ellos no eran de Boedo, Boedo era de ellos”

Su relación con el grupo de Boedo tiene que ver con su compromiso literario, es un autor preocupado por la realidad, la mujer, los postergados y los excluidos, su obra tiene un eje realista y con profundo sentido moral.

Nicolás Olivari dijo de él “Es medio loco y medio místico”.

Colaboró con las publicaciones El Hogar, Nosotros, Sol, Caras y Caretas, La Unión, La Nación y La Prensa.

Fue también autor de obras teatrales: “Celos”, “Detrás del muro”, “Humillados”. Sus obras fueron traducidas al francés, italiano, alemán, ruso, portugués y al idish.

Fue promotor de una serie de publicaciones que él mismo aclara “Fundé y fundí tres revistas”, fue editor junto a Elías Castelnuovo y Leónidas Barletta de las revistas Dínamo y Extrema izquierda.

Entre sus obras citaremos sus relatos: “Desgraciados” (1923); “Inocentes” (1925); la novela: “Precipicio, relato de una vida” (1933); su novela “Tanka Charowa” (1934) es un libro con lenguaje crítico y en carne viva que relata la vida de una prostituta inmigrante. Cuentos: “Endemoniados” (1936); “Excéntricos” (1938); una novela breve: “Una desventura” (1941).

Fue Miembro Emérito de la Academia Porteña del Lunfardo.

Falleció el 23 de diciembre de 1987.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada