jueves, 16 de abril de 2015

BOEDO ARTE SUR









El martes 14 de abril la Junta de Estudios Históricos del barrio de Boedo inauguró la muestra de PAOLA VIEYRA en el espacio BOEDO ARTE SUR "Una vidriera al arte desde San Juan y Boedo"













 Con la presencia de miembros de la Junta, algunas Damas del Abanico y amigas de la artista invitada, la presidente de la Junta Sra. Silvia N. Martínez dio la bienvenida a los asistentes y dejó en manos de la Lic. Ana Fernícola la presentación de Paola.



La Prof. Fernícola quien actuó como curadora en esta muestra ante la imposibilidad por razones de salud de los titulares de la curaduría Profesores Isabel Merellano y Norberto Pagano, se refirió en estos términos.









"El dibujo es un medio de expresión y comunicación que acompaña al hombre aún antes de haber concebido la escritura. De suerte que se convirtió casi en su primer modo de escribir, y lo es aún para los niños. Pero un dibujo no sólo implica el mero acto de dibujar (del mismo modo que la escritura no es sólo escribir). Ambas acciones comienzan mucho antes de situarnos frente al papel. Son actos de descubrimiento. Sócrates se valía de las preguntas adecuadas para conducir al otro al hallazgo de la Verdad. Lo llamaba mayéutica. Tal vez más que ningún otro medio dentro de las Artes Visuales, el dibujo sea campo fértil para la mayéutica. Porque un dibujante es ante todo un inquisidor de las apariencias que ofrece su testimonio. Por eso el crítico de arte y escritor británico John Berger no se equivoca cuando afirma: “ para  el  artista  dibujar  es  descubrir”. Reconoce que este acto implica no sólo medir y calcular, sino –y he aquí lo fundamental- también recibir. Este proceso se sustenta en la  observación, actitud que a diferencia de la contemplación nace con un interés específico. La observación entraña una postura activa frente a la realidad. Observar significa “situarse ante”, “guardar” y también “tomar”. Es naturalmente un acto de apropiación.
Ahora bien, más allá de estas consideraciones estamos aquí para celebrar un pequeño-gran acto inaugural, esta noche Paola Vieyra hace su primera muestra individual como Profesora egresada del Instituto Superior de Formación Artística “Manuel Belgrano”. Y siempre es conmovedor acompañar a alguien la primera vez.
Para el artista visual el dibujo es su modo de conocer y puede ser su forma de manifestarse. Para el observador de esos dibujos, un medio de conocimiento. Nuestros seres queridos, amigos y compañeros que hoy están aquí, así como los desconocidos que quieran ver, tendrán a través de ellos un conocimiento al que difícilmente podrían acceder de otro modo.



Paola es reservada, no es una repentista que avanza resuelta y desconsiderada con los detalles, al contrario, los observa y analiza. No obstante el árbol no le impide ver el bosque. Pero sabe íntimamente que el árbol también es el bosque, es más: que sin él ni siquiera habría bosque. No obstante, su reserva no es un obstáculo para comunicarse, sabe pedir consejo y escucha, y he comprobado que también se siente segura como para darlos. Tiene la humildad, la paciencia y la fe que le permiten sentarse horas trazando capa sobre capa de grafito hasta lograr el valor adecuado. Hay en ella la curiosidad y las ganas de enfrentar nuevos retos a los que la guía su juventud inquieta, como el dibujo de animación, que ahora la desafía. La forma en su perfección y en su fragilidad le fascina, (¿será por eso que eligió la esfera?). La observa, la analiza, la interroga, la pone a prueba y también la ama. De otro modo no podría dibujar así.
El arte y la docencia comparten la necesidad de un "destinatario", en el primer caso será aquel que Borges imagina como "destinado a sus símbolos". En el segundo, quien le da sentido a nuestros desvelos: Ustedes, los estudiantes. Ambos actos proponen un diálogo. El diálogo de la obra con su hacedor es silente, el del alumno y su maestro se manifiesta cada vez de modo singular. En este ámbito que hoy nos reúne, el diálogo más evidente -aunque no el único- es el que las obras comparten entre sí y el que inauguran con el espectador, quien será quien complete esta caligrafía coral. Los invitamos pues, a tomar la palabra.

Quiero agradecer a todos quienes conforman La Junta de Estudios Históricos del Barrio de Boedo, en la figura de la Sra. Silvia Martínez, su Presidente, que ha brindado generosamente su tiempo y experiencia. Al Sr. Alberto Domínguez, Vice Pte. Segundo, por el espacio y el agasajo. A los Prof. Isabel Merellano y Norberto Pagano, gestores de las exhibiciones en esta sala, y a todos los presentes por acompañarnos esta noche. Nada más, muchas gracias
  
                                                                            Lic. Ana Fernícola



A continuación la presidente de la Junta hizo entrega a la expositora del diploma fileteado por el Maestro Luis Zorz, que acredita su paso por esta casa.







Posteriormente y con la calidez que siempre nos reciben, la casa ofreció un brindis y la degustación de las exquisitas pizzas.















Las obras permanecerán expuestas hasta el  12 de mayo y pueden visitarse todos los días de 9.00 a 23.00 hs. con entrada libre.






















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada