sábado, 14 de noviembre de 2015

ENTREGA DEL LENGUE A LOS NUEVOS COFRADES

El viernes 13 de noviembre la Cofradía de la Orden del Lengue incorporó dos nuevos cofrades, los Sres. Wenceslao Blanco y Bernardo Lusterman.
El Sr. Blanco viejo vecino del barrio y último habitante de la que fuera estación de tranvías de la calle Carlos Calvo y Sanchez de Loria, pues su papá era el Jefe de la Estación "Vail" y el Sr. Lusterman viejo comerciante del barrio que se iniciara en el rubro "Máquinas de coser" junto a su padre allá por el año 1935 sobre la calle Boedo.
La reunión se realizó en el restaurante del Centro Lalin en la calle Moreno, a la que asistieron amigos y familiares de los nuevos Lengues y  la mayoría de los lengueados anteriores.








Le correspondió al secretario de la Orden Sr. Carlos Kapusta dar la bienvenida e iniciar la ceremonia presentando al Gran Maestre Don Roberto Zatelli quien luego de dirigir unas palabras procedió a entregar los atributos  con que se integra a la membresía


Primeramente a  Don Bernardo Lusterman,













el diploma de rigor fue entregado por el Sr. Kapusta,  el Sr. Lusterman agradeció la nominación con sentidas palabras ,







 Seguidamente el Gran Maestre obró de igual manera con el Sr. Blanco





entregando en esta ocasión el diploma el Sr.  Ricardo Lopa.


El Sr. Blanco dio lectura a la siguiente nota, pues temió que la emoción no le permitiera expresarse fluidamente:


Me siento muy honrado que me hayan distinguido como integrante de la Cofradía de la Orden del Lengue, dando en la persona del Gran Maestre Roberto Zatelli, las gracias a todos los integrantes que conforman la Cofradía.
Si uds. me permiten quisiera agradecer en forma personal a las siguientes personas que han sido los que me permitieron ir compenetrándome en las distintas instituciones que tenemos en el barrio de Boedo.
En primer lugar a Carlos Kapusta, que hace allá algunos años nos reencontramos como dos antiguos vecinos del barrio, cuando llevábamos a nuestras nietas en las fiestas de patinaje artístico en Villa Bosch, donde a través de él fui conociendo la labor que desarrollaba la Junta de Estudios Históricos del barrio de Boedo, posteriormente conocí a otro ser inolvidable como fue Aníbal Lomba, que primero me honraron con la distinción a mi familia como "Pioneros del barrio de Boedo" y posteriormente Aníbal con su palabra tan fluida escribió ese artículo inolvidable en el diario "Nuevo Ciclo" donde me bautizó como el último habitante de la antigua estación "Vail", hoy por suerte la Plaza Mariano Boedo.
Tampoco debo olvidar a otro ser maravilloso que fue Carlos Caffarena que me dio cabida en "Baires Popular" cuyos algunos de sus integrantes me acompañan esta noche y me honran con su amistad.
Por último a mi familia, a mi compañera de ruta en los 54 años que estamos juntos y a mis hijos que también quisieron estar aquí conmigo.


Terminada la ceremonia de entrega de atributos y diplomas, los cofrades presentes se acercaron a los nuevos integrantes para saludarlos y posar todos juntos para las fotos que recuerdan este instante.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada